Síguenos en

Guía para mantenerse en forma sin salir de casa

Guía para mantenerse en forma sin salir de casa

Todo va a salir bien. Y con una rutina de ejercicios en casa, mejor

Lo sabemos: vienen días y semanas duros para todos. No poder salir de casa no es tarea fácil, pero con un poquito de paciencia, optimismo y organización podemos hacer esta cuarentena más llevadera. Algo prioritario es seguir haciendo deporte, ya que mantenernos activos físicamente es primordial para preservar nuestra salud no solo física, sino también mental. Pero ¿cómo hacerlo sin ir al gimnasio o sin poder salir a correr por las calles? Hacer ejercicio en casa es posible. Toma nota de algunos de nuestros consejos:

Establece una rutina diaria o semanal

Marcarnos unos horarios y rutinas deportivas nos ayudará a ser constantes y disciplinados con el ejercicio. Fíjate una hora aproximada diaria para hacer deporte o respeta los mismos horarios a los que solías ir antes al gimnasio. Así será más fácil introducir el ejercicio en esta nueva situación y evitaremos la pereza y los desajustes diarios.

Calienta siempre antes de tu rutina de entrenamiento

Que no vayas a hacer el número de kilómetros habituales que hacías corriendo o que no estés en una clase con un monitor no te exime de calentar. Antes de realizar cualquier ejercicio en casa, por nimio que te parezca, sigue haciendo falta un calentamiento físico.

Si no tienes pesas o esterilla, seguro que encuentras algún elemento por casa con los que sustituirlas.

Fuera excusas: imaginación al poder

¿Y si no tengo pesas, esterilla o step? Seguro que por casa encuentras algún sustituto de estos materiales que necesitas para hacer ejercicio: los paquetes de arroz, garbanzos o las cajas de leche pueden hacer de mancuernas; si normalmente entrenas con más peso, prueba con garrafas de agua o aceite. Si no tienes esterilla, haz los ejercicios sobre otra superficie mullida que puedas tener, como una alfombra o varias toallas que acolchen la superficie. Para fabricarte un step casero, opta por algún pollete o escalera. Si no tienes, ¿qué tal esa enciclopedia que hace eones que no usas? Y si normalmente usas una barra para hacer ejercicios, ahí tienes el palo de la escoba o la fregona. Eso sí, si utilizas alguno de estos métodos, ten más cuidado del que tienes de manera habit

Cinco ejercicios muy fáciles que puedes hacer

Abdominales

Sobre una esterilla (o en su defecto, como hemos hablado, alfombra), coloca el cuerpo en posición horizontal. Levanta el tronco sin forzar con la espalda recta y los pies fijados en el suelo. Poco a poco puedes ir introduciendo diferentes modalidades de abdominales.

Flexiones

Otra forma fácil y completa de ejercitarnos son las flexiones. Acuéstese boca abajo y coloca las palmas de las manos en el suelo. Intenta mantener la distancia de las manos a la anchura de los hombros y el cuerpo erguido. Levanta el cuerpo hacia arriba y ve enderezando los brazos. Así trabajaremos nuestro tronco superior activando pectorales y brazos.

Sentadillas

Abre ligeramente tus piernas a la altura de los hombros y baja tu cuerpo como si fueras a sentarte. Es muy importante hacerlo con la espalda recta, así que puedes aprender a hacerlo colocándote contra la pared y flexionando las rodillas. Mientras lo haces, mantén los brazos estirados hacia adelante.

Zancadas

Colócate con los pies juntos y da un paso hacia adelante doblando las dos piernas. La rodilla de atrás debe quedar a ras de suelo y las dos deben estar flexionadas a 90 grados. Cambia de pierna con cada repetición. Para hacer el ejercicio de forma correcta debes tener en cuenta que la flexión de la rodilla no debe superar la punta del pie.

Plancha

Ponte en el suelo, aprieta el abdomen y sostén tu peso únicamente con tus codos y las puntas de los pies durante 15 o 25 segundos. Hazlo con la espalda recta y contrae glúteos y abdomen en cada ejecución. Si eres principiante, puedes hacer la plancha apoyándote en los antebrazos o en las manos.

En el perfil de Instagram de Enjoy! estamos colgando una rutina específica para cada día. ¿Te animas a seguirla? ¡Tú puedes!