Síguenos en

Seis Naciones de Rugby 2020: seis ciudades que visitar a través de sus estadios

Seis Naciones de Rugby 2020: seis ciudades que visitar a través de sus estadios

Del 1 de febrero al 14 de marzo se disputa el torneo Seis naciones de Rugby 2020, en el que participan las selecciones de rugby más potentes de Europa

La cultura popular dice que el rugby se inventó casi por casualidad. Allá por 1823, un estudiante de Inglaterra llamado William Webb Ellis hizo trampas jugando al fútbol al coger el balón con las manos y la anécdota se convirtió en un nuevo deporte. Tuvieron que pasar unos 25 años hasta que se pusieran por escrito las primeras reglas de este nuevo deporte denominado rugby y, desde entonces, no ha parado de ganar adeptos. El pasado 1 de febrero arrancó el campeonato Seis Naciones de Rugby 2020, en el que participan las selecciones de rugby más potentes de Europa: Escocia, Gales, Inglaterra, Irlanda, Francia e Italia. La competición finaliza el próximo 14 de marzo y, si eres aficionado al rugby y estás pensando en darte un homenaje en forma de viaje, aquí te contamos un poco más de las ciudades en las que se celebra a través de los estadios en los que se disputa el torneo.

Crédito: Clint Budd/Wikimedia Commons

Principality Stadium (Cardiff)

Situado prácticamente a orillas del río Taff, el Principality Stadium (llamado así por cuestiones de patrocinio, pero cuyo nombre real es Millenium Stadium) fue construido para acoger la Copa Mundial de Rugby de 1999. Además de estadio deportivo, es un gran espacio multiusos que alberga conciertos y eventos de gran envergadura. Está localizado en las inmediaciones de la estación de tren de Cardiff Central, por lo que hacer turismo por la ciudad se torna más fácil que nunca. Aprovecha para perderte por los siglos de historia que ofrece su castillo, hacer cicloturismo por Bute Park o ir de compras por algunas de sus galerías comerciales victorianas. Como fan del rugby, también debes hacer una parada obligatoria en The old Arcade, un pub-museo de este deporte.

Crédito: Gabriel Ramos/Unsplash

Aviva Stadium (Dublín)

A unos 25 minutos andando del centro de Dublín se encuentra el Aviva Stadium, también conocido como New Lansdowne Road Stadium, un estadio deportivo y espacio multifuncional. Aunque esta es la principal sede de la selección irlandesa de rugby, no puedes dejar de visitar el Trinity Collegue. La histórica universidad de Dublín tiene el equipo de rugby más antiguo que se mantiene en activo en la actualidad y alberga la biblioteca más importante del país. Después de empaparte de cultura, puedes descansar en St Stephen’s Green, el parque más grande y emblemático de la ciudad, cruzar el Ha’ppeny Bridge, el famoso puente sobre el río Liffey, hacer una visita a la Guinness Store o un pub crawl (ruta de bares) por el barrio de Temple Bar. Si aparte de rugby quieres doble ración de deporte, puedes hacer una escapada para hacer senderismo al parque nacional de Wicklow.

Crédito: Kirua/Wikimedia Commons

Stade de France (París)

Situado a las afueras de París, es el estadio más grande de Francia. En él se juegan partidos de rugby y también de fútbol. De hecho, el primer goleador de este estadio fue el actual entrenador del Real Madrid Zinedine Zidane. Inaugurado en 1998 con el fin de acoger eventos deportivos de fútbol, rugby, atletismo o carreras automovilísticas, también se realizan conciertos, grandes espectáculos y otro tipo de actividades. Aunque el tour de Francia o la Maratón de París aglutinan a muchísimos más espectadores y visitantes, los aficionados al rugby ven en París una de las grandes capitales para practicar turismo deportivo. Aprovechando la ocasión, la capital francesa ofrece planes más y menos tradicionales. Si es la primera vez que vas, el museo Louvre, d’Orsay o el centro Pompidou es visita obligada para los amantes del arte, el Pont des Arts para los más románticos, el Palacio Nacional de los Inválidos para los fanáticos de la historia… Si ya has visto esto y la torre Eiffel, Notre Dame o el Arco del Triunfo, prueba a perderte por las calles de barrios como Le Marais o Montmartre y su espectacular basílica de Sacré Cœur.

Crédito: theedinburghblog / Flickr

BT Murrayfield (Edimburgo)

El estadio escocés tiene el récord de espectadores en un partido de rugby: 104.000 personas presenciaron en las gradas un Escocia-Gales en 1975. Se encuentra a unos 40 minutos a pie de la Ciudad Vieja de Edimburgo, en la que podemos visitar la Royal Mile y perdernos por las estrechas callejuelas que la rodean, así como visitar el cementerio de Greyfriars, en el que dicen que suceden fenómenos paranormales (no obstante, Edimburgo cuenta con la primera cátedra de parapsicología del mundo) y visitar el Museo Nacional de Escocia, en el que está disecada la oveja Dolly. No pierdas la oportunidad además de subir al castillo de la ciudad y a Calton Hill. Si quieres probar algo de gastronomía local, uno de los platos más típicos es el bocadillo de cerdo de Oink.

Crédito: Captain Raju / Wikimedia Commons

Stadio Olimpico (Roma)

El Estadio Olímpico de Roma se ha constituido desde 2012 en la sede en la que la selección italiana de rugby celebra el campeonato Seis Naciones y es el segundo campo más grande de Italia solo por detrás de San Siro. Alberga tanto partidos de rugby como de fútbol, así como todo tipo de eventos. Está construido sobre el mismo terreno que su antecesor, el Estadio de los Cipreses, y es todo un símbolo de Roma. Por supuesto, no tanto como el Coliseo, a unos 6 kilómetros de distancia, lugar que, en el Imperio Romano, acogía espectáculos como hoy lo hace el Estadio Olímpico. Puedes aprovechar tu estancia en la capital italiana para hacer una visita por todas las joyas históricas y arquitectónicas que la componen. Perderse por sus calles y observar sus monumentos es toda una delicia.

Crédito: Mandy Barry-Cades / Wikimedia Commons

Twickenham Stadium (Londres)

Finalizamos el repaso con el templo del rugby mundial por excelencia. Twickenham Stadium está ubicado al oeste de Londres en una pequeña isla situada en el Támesis a la que se accede a pie o en barco. Es el segundo estadio más grande del Reino Unido y el quinto más grande de Europa, y no es para menos, ya que se encuentra en el lugar que dio a luz a este deporte. Por ello es destino de numerosos viajes deportivos: multitud de turistas viajan a la ciudad londinense solo para ver este legendario estadio. ¿Qué ofrece, además de todo esto? El Twickenham Stadium contiene el único museo de Inglaterra dedicado al rugby, no solo británico sino mundial. ¿Te lo vas a perder?