Síguenos en

Propósitos de Año Nuevo: 10 retos de vida saludable que puedes cumplir

Propósitos de Año Nuevo: 10 retos de vida saludable que puedes cumplir

Propósitos de vida saludable que te convertirán en una persona más sana, feliz y comprometida con tu entorno

El 49% de los españoles declara tener propósitos de Año Nuevo. Estas son algunas ideas de objetivos de vida saludable que puedes cumplir durante este año que comienza

Esta vez de verdad que sí. Cada año por estas fechas te prometes ser una mejor versión de ti mismo y, 365 días después, las expectativas poco se corresponden con la realidad. ¿Te sientes identificado? Probablemente hayas cumplido alguno de los propósitos de Año Nuevo con los que te retaste mientras otros se han quedado en el tintero. No pasa nada: es lo más común del mundo. El error puede estar en exigirte demasiado y plantearte unas metas para nada realistas. Para lograr estos propósitos, lo mejor es que definas a la perfección el objetivo a conseguir.

El 49% de españoles declara hacerse propósitos de cara al Año Nuevo, según Infojobs, pero solo el 10% los cumple. Aquí te dejamos 10 propósitos de vida saludable que, sin duda, te convertirán en una persona más sana, feliz y comprometida con tu entorno. Tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán.

1. Hacer más ejercicio

Según la Organización Mundial de la Salud, los adultos de entre 18 y 64 años deben dedicar como mínimo 150 minutos semanales a la práctica de actividad física aeróbica de intensidad moderada o bien 75 minutos de actividad física aeróbica vigorosa cada semana. También podemos hacer una combinación equivalente de actividades moderadas y vigorosas. Sin embargo, el 30% de los españoles reconoce no realizar suficiente actividad física. Si eres uno de ellos, apúntate al gimnasio o busca la actividad deportiva que más vaya contigo. Puedes involucrar a algún amigo o familiar para que os sea más sencillo y divertido hacerlo. Si ya eres una persona deportista o al menos tienes el hábito adquirido, ¿qué tal superar tus propias marcas personales?

2. Seguir una alimentación saludable

Cuidar nuestra alimentación es esencial para llevar un estilo de vida saludable. Respeta todas las comidas diarias y realízalas en horarios regulares: no te saltes nunca el desayuno, realiza un pequeño almuerzo a media mañana, come bien, merienda algo y cena ligero. Introduce en tu dieta mucha fruta, verduras y legumbres y modera el consumo de lácteos y carnes. Proponte comer fuera de casa menos veces y cocinar más: los platos a la plancha, al horno, al vapor o cocidos serán tus mejores aliados.

3. Cuidar tu sueño

Tener una buena higiene del sueño es fundamental si queremos llevar una vida sana. Y no basta solo con dormir 8 horas, que también. Establece un horario regular para irte a dormir y también para despertarte. Dejar de posponer la alarma del despertador 10 o 15 minutos también es de vital importancia, ya que, aunque no lo sepas, este hábito perjudica la salud: provoca una mayor somnolencia y sensación de cansancio, así como mal humor y déficit de atención. Esto sucede porque al poner el snooze, de alguna manera comenzamos de nuevo el ciclo del sueño y nuestro cuerpo se prepara otra vez para dormir en vez de para despertarse. Evitar ingerir cafeína 6 horas antes de irte a la cama y eliminar el uso de las pantallas antes de dormir también te ayudará a lograr una calidad del sueño óptima.

4. Hidratarte correctamente

No vamos a ponernos como meta beber dos litros de agua diarios, pero sí hidratarnos cada vez que tengamos sed. Parece obvio, pero no lo es tanto: muchas veces no somos conscientes de que a nuestro cuerpo le falta agua y eso puede ser el causante de nuestro cansancio o de nuestra piel tirante. Para beber agua más a menudo, intenta tener siempre una botella de agua en tu puesto de trabajo o en la mesilla de noche; así no te dará pereza levantarte para hidratarte. Además de lo comentado anteriormente, el agua ayuda a limpiar las sustancias tóxicas de nuestro organismo y contribuye a que nuestro cuerpo realice con fluidez sus funciones más básicas.

5. Moderar el consumo de alcohol

Limitar el consumo de bebidas alcohólicas es otro propósito de Año Nuevo saludable a plantearnos, ya que su ingesta hace que ganemos peso e impide la quema de grasas, incentiva el envejecimiento, causa problemas de sueño y puede ser la causa de numerosas enfermedades. Reducir su ingesta a eventos puntuales y sociales (no hacerlo en solitario), incluir alguna bebida no alcohólica (a poder ser agua) entre las consumiciones alcohólicas o sustituirlas por bebidas sin alcohol son algunas soluciones.

En Navidad las comidas y cenas copiosas son un clásico

6. Dejar de fumar

Probablemente el propósito número uno de los fumadores. Aunque pudiera parecer lo contrario, a juzgar por la información que tenemos hoy día, el número de fumadores ha aumentado un 3,3% en España entre 2017 y 2019: actualmente se sitúa en el 23,3% de la población, según la última Encuesta de Tabaquismo realizada por la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) . A pesar de que cerca del 80% considera que el tabaco es perjudicial para la salud, la media de consumo diario se encuentra en 10,7 cigarrillos. Si lo intentas y no eres capaz o te genera ansiedad, no dudes en acudir a un especialista.

7. Vigilar tu salud mental

Igual que necesitamos cuidar nuestro cuerpo para lograr el bienestar físico, debemos prestar atención a nuestra salud mental para lograr el bienestar emocional y mental. Dedicarnos tiempos de calidad a nosotros mismos, meditar o realizar prácticas como el mindfulness o el yoga puede ayudarnos a alcanzar ese equilibrio y bienestar mental.

8. Desconectarnos digitalmente

Hacer una purga digital puede sentar muy bien a nuestra salud. Deja el teléfono móvil en casa de vez en cuando, reserva unas horas determinadas del día a la tablet e intenta no volver a encender el ordenador cuando llegas a casa del trabajo. Puedes establecer unos horarios o limitar el consumo de las tecnologías durante unas horas diarias. Muchas apps e incluso sistemas operativos permiten controlar el tiempo que pasamos con nuestro móvil. ¿Te atreves además a eliminar Facebook, Twitter o Instagram durante un tiempo de tu vida?

9. Activar la mente

Leer más, resolver crucigramas, estudiar un idioma o apuntarte a clases de pintura. Escoge la actividad con la que más cómodo te sientas y realízala de manera habitual. Mantener la mente ocupada y activa nos ayudará a potenciar la memoria, fomentar el aprendizaje y proteger nuestro cerebro frente al deterioro cognitivo que se va dando con el paso del tiempo.

10. Prestar atención al medioambiente

Tener conciencia medioambiental ya no es una opción: es una obligación. Como propósito de Año Nuevo, empieza por aplicar en la medida de lo posible la regla de las tres erres: reducir, reciclar y reutilizar. Sé un consumidor más responsable, no malgastes agua ni comida, ahorra luz y, en definitiva, intenta minimizar las emisiones contaminantes cada día.

Si te animas, aquí tienes una completo paso a paso para adquirir estos hábitos de vida saludable.