Síguenos en

Huir del cansancio es posible: consejos para tener más energía

Huir del cansancio es posible: consejos para tener más energía

Para reponer nuestros niveles de energía, casi todo gira en torno a la alimentación, el ejercicio y el sueño.

Siete de cada 10 españoles se sienten cansados. He aquí algunas claves para afrontar el día a día con más fuerzas

En cuanto te despiertas te diriges ipso facto a la cocina a encender la cafetera. Cuando llegas al trabajo, la primera parada obligatoria es la máquina de café y, a media mañana, vuelves a levantarte de la silla porque necesitas un nuevo chute de cafeína. Aun así, llegas a casa después de una dura jornada y no tienes fuerzas, ni físicas ni mentales, para abordar las tareas que te quedan por hacer en la casa. ¿Te resulta familiar? El 70,7% de los españoles se sienten cansados, según el “Barómetro de cansancio de los españoles”, elaborado por la compañía demoscópica Alpha Research. ¿Por qué hay temporadas en las que sentimos tanto cansancio si a priori llevamos una vida común y corriente, sin más sobreesfuerzos que los de la rutina diaria? La respuesta puede estar en nuestros hábitos de vida.

Lo primero que debes saber es que ese vacío energético tiene una base celular llamada trifosfato de adenosina (ATP), que es la principal fuente de energía de los seres vivos. Por eso hay veces en las que, por más cafeína que introduzcamos en nuestro cuerpo, seguiremos igual de cansados. El trabajo del ATP es almacenar energía y luego distribuirla por las células de otras partes del cuerpo. Sin embargo, conforme nos hacemos mayores, nuestro cuerpo tiene menos mitocondrias, que son las que producen la energía que se almacena en estas moléculas llamadas trifosfato de adenosina. «Si siente que no tiene suficiente energía, puede deberse a que su cuerpo tiene problemas para producir suficiente ATP y, por lo tanto, proporcionar a las células suficiente energía», dice el Dr. Anthony Komaroff, profesor de medicina en la Facultad de Medicina de Harvard.

Por eso puede que no podamos sobreponernos del todo a esa sensación de fatiga que nos invade con la edad, pero sí hay maneras de ayudar a nuestro cuerpo a producir más ATP y reponer esos niveles de energía. Y (oh, sorpresa) casi todo gira en torno a la alimentación, el ejercicio y el sueño. Te dejamos aquí las cuatro claves que aporta la Universidad de Harvard para vivir con menos cansancio:

Lo primero: una alimentación saludable

Introducir en nuestra dieta ácidos grasos y proteínas procedentes de carnes magras como pollo y pavo, de pescados como el salmón y el atún o de frutos secos como las nueces puede ayudarnos en este propósito. Si bien es cierto que hay que tener cuidado, ya que ingerir estos alimentos en exceso puede aumentar nuestro peso y, por ende, reducir nuestros niveles de energía. «El exceso de peso significa que nuestro cuerpo tiene que trabajar más para moverse», dice el Dr. Komaroff. Cuando la falta de energía es un problema, es mejor hacer varias comidas ligeras a lo largo del día que tres abundantes. «Nuestro cerebro tiene muy pocas reservas de energía propias y necesita un suministro constante de nutrientes», dice el Dr. Komaroff. «Además, las comidas abundantes hacen que los niveles de insulina aumenten, por lo que luego bajará el azúcar en la sangre rápidamente causando la sensación de fatiga».

No te olvides de hidratarte

Es de suma importancia beber agua para mantenernos hidratados. Si nuestro cuerpo tiene pocos líquidos, uno de los primeros síntomas que notaremos es la sensación de fatiga. Además del agua y de bebidas como el café, el té y los zumos, ten en cuenta que también puedes hidratarte a través de frutas y verduras con alto contenido en agua.

Duerme lo suficiente

Que el sueño es reparador ya lo sabemos. Un sueño saludable puede aumentar los niveles de ATP, sobre todo en las horas iniciales de sueño, especialmente en las regiones clave del cerebro que están activas durante las horas de vigilia. Desde la Universidad de Harvard recomiendan consultar con el médico si se tienen problemas habituales para conciliar el sueño o mantener un sueño prolongado.

Siete de cada 10 españoles se sienten cansados

Haz ejercicio

El ejercicio puede aumentar los niveles de energía al aumentar los neurotransmisores que promueven la energía en el cerebro, como la dopamina, la noradrenalina y la serotonina. Por eso te sientes tan bien después de entrenar o hacer deporte. El ejercicio también hace que nuestros músculos sean más fuertes y más eficientes, por lo que necesitan menos energía y, por lo tanto, conservan el ATP. Lo de menos es el tipo de actividad que realices: lo realmente importante es la constancia con la que la hagas. Según la Organización Mundial de la Salud, los adultos de 18 a 64 años deben dedicar como mínimo 150 minutos semanales a la práctica de actividad física aeróbica, de intensidad moderada, o bien 75 minutos de actividad física aeróbica vigorosa cada semana, o bien una combinación equivalente de actividades moderadas y vigorosas.

BONUS TRACK

Queremos ampliar estos cuatro consejos ofrecidos por la Universidad de Harvard con otra recomendación que consideramos de vital importancia:

Vigila el estrés

Según el barómetro mencionado anteriormente, el estrés laboral es la principal causa de cansancio para un 76,1% de los españoles, seguido por los horarios laborales, una razón señalada por el 48,3% de los encuestados. El estrés consume una gran cantidad de energía, por lo que deshacernos de él debe ser también primordial para vivir más activos. Apoyarnos en nuestros familiares y amigos, acudir a terapias de relajación, practicar yoga, pilates o mindfulness o, si lo consideramos, acudir a un especialista como un psicólogo puede ayudarnos en este propósito.

¿Y si aun así sigo sintiendo demasiado cansancio?

Sentir mucho cansancio también puede ser motivo para hacer una visita al médico. Si experimentas una sensación de fatiga de forma prolongada, no dudes en acudir. «La fatiga inusual es a menudo la primera gran señal de alerta de que algo está mal», dice el Dr. Komaroff.