Síguenos en

Dime qué edad tiene tu hijo y te diré qué deporte le conviene

enjoy Magazine Family First

Dime qué edad tiene tu hijo y te diré qué deporte le conviene

Te contamos qué tipo de actividades son las más adecuadas para iniciarse según su edad

La escalada es un deporte ideal para probar desde los 4-5 años, aunque todo depende del desarrollo del niño.

Solo cuatro de cada diez niños hacen el ejercicio diario recomendado por la Organización Mundial de la Salud, que se cifra en un mínimo de 60 minutos al día. Esa es la conclusión principal del estudio Pasos, promovido y dirigido por la Fundación Gasol, realizado a casi 4.000 niños y adolescentes de entre 8 y 16 años de toda España, del que se desprende además que el sedentarismo aumenta a medida que vamos creciendo. Datos como estos hacen que nos demos cuenta de la importancia de adquirir unos hábitos de vida saludable desde la infancia. Ya conocemos los numerosos e indudables beneficios que el deporte tiene para nuestros pequeños, pero ¿sabemos qué tipo de deporte es más adecuado para cada franja de edad? Te contamos qué tipo de actividades son las más adecuadas para iniciarse según su edad:

Si tiene menos de un año

Al igual que el yoga es un ejercicio muy recomendable para las embarazadas, el yoga para bebés está indicado para potenciar el vínculo emocional entre el bebé y los padres, favorecer la relajación y fortalecer el bienestar de hijo y progenitor. Cuando son bebés menores de un año es el adulto quien realiza los movimientos, pero conforme se van haciendo mayores y van ganando en autonomía son los pequeños los que realizan las actividades hasta llegar a poder realizar otras disciplinas del estilo, como acroyoga (a partir de 6 años). Otra de las actividades indicadas es la natación. A esta edad se sumergirán en el agua con los padres (matronatación), que serán los principales portadores de confianza para el pequeño, y se irán familiarizando poco a poco con el medio acuático. Hay que tener en cuenta que la edad media en la que los niños aprenden a nadar es en torno a los 4 o 5 años.

Si tiene entre 1 y 3 años

Cuando el niño ha aprendido a andar podemos hacer que se inicien en otro tipo de actividades en las que predomine el juego libre. Aunque sepan andar, aún no dominan los espacios ni las distancias, por lo que dejarles ‘a sus anchas’ resultará beneficioso para desarrollar sus cualidades psicomotrices y mejorar equilibrio, coordinación… Cuando ya están más cerca de los 2 y los 3 años, la gimnasia o el baile también pueden ayudarles a entrar en contacto con otros estímulos sensoriales, como la música, y familiarizarse con colchonetas, pelotas, etc.

enjoy Magazine Family First
Con dos o tres años pueden acudir a clases de gimnasia.

Si tiene entre 3 y 5 años

En esta franja de edad montar en triciclo será muy favorecedor para su desarrollo psicomotor. Además, pueden aprender de manera muy gradual a montar en bicicleta -aunque hasta los 5 aproximadamente no se desprenderán de los ruedines-, en monopatín, patines o a esquiar, lo que les ayudará a controlar su cuerpo y favorecerá su equilibrio y autonomía. Sobre los 4 años artes marciales como judo, kárate o taekwondo son ideales para facilitar la coordinación, agilidad, reflejos… y, de paso, aprender compañerismo y respeto por el adversario. La escalada es otro deporte ideal para probar sobre esta edad. Las actividades que realicen en el rocódromo les darán seguridad y confianz

Si tiene entre 5 y 7 años

A esta edad actividades como el tenis, pádel, bádmiton o ping-pong (en definitiva, deportes de raqueta o pala) les aportarán agilidad, resistencia, potencia y fuerza, mientras que la gimnasia rítmica u otros ejercicios aeróbicos, como zumba, aumentarán la flexibilidad (sobre todo en el caso del primero), la coordinación de sus movimientos, el control del espacio, su capacidad de expresión corporal y el fortalecimiento muscular.

Si tiene entre 7 y 10 años

Los deportes en equipo son los caballos ganadores de este intervalo de edad: fútbol, baloncesto, voley… Estos deportes mejorarán sus capacidades motoras, la coordinación y su desarrollo muscular, así como favorecerán la pérdida de grasa y, muy importante, de timidez, a la par que fomentará valores como el trabajo en equipo y el respeto por los demás. Por otro lado, es la edad también para iniciarse en deportes como el esgrima o la equitación, ambos deportes muy completos con los que ejercitarán todo el cuerpo y mejorarán su higiene corporal.

A partir de los 10

Las postrimerías de la infancia, cuando el niño ya está rozando la adolescencia, es una etapa ideal para iniciarse en otros deportes como el piragüismo o el atletismo, que requieren de gran capacidad de resistencia, además de poder practicar todos los anteriormente mencionados.

Dicho esto, nunca es tarde para empezar ninguna actividad y todo depende del desarrollo psicomotriz de los pequeños, esto es solo una guía orientativa y lo mejor es consultarlo con los monitores antes de apuntar a nuestros hijos a a cualquier actividad. Lo más importante es que siempre realicen las actividades bajo la supervisión de los padres o monitores y, por supuesto, que los niños se diviertan sin presiones y disfruten haciendo deporte.