Síguenos en

Vuelta al cole: 7 razones por las que el deporte es una de las mejores extraescolares para tus hijos

enjoy Magazine - FAMILY FIRST

Vuelta al cole: 7 razones por las que el deporte es una de las mejores extraescolares para tus hijos

Cuadernos, lápices… ¡y acción! La llegada de un nuevo curso supone que los más pequeños vuelvan a sumirse en su rutina escolar, pero también es una gran oportunidad para que experimenten, crezcan y disfruten fuera del horario de clases estipulado. Te damos siete claves por las que el deporte es beneficioso para los niños y, por lo tanto, una de las mejores opciones de clases extraescolares para tus hijos:

Al igual que en los adultos tiene multitud de efectos positivos, el deporte es de vital importancia para el desarrollo físico y emocional de los niños

1. Favorece la toma de decisiones y refuerza su personalidad:

Que sean los menores quienes, orientados por los padres, elijan el deporte que desean realizar es una forma de hacerles madurar y de inculcarles el sentido de la responsabilidad. Además, es más probable que el éxito de la clase extraescolar esté garantizado, ya que estas actividades deben servir como vía de desahogo, nunca como una carga más. Por supuesto, los padres pueden presentarle las opciones que consideren más adecuadas según su edad y carácter: si es un niño tímido, los deportes en equipo pueden ayudarle a relacionarse más fácilmente con el resto; si es un niño demasiado dependiente, un deporte individual puede ayudarle a ganar en autonomía y a creer en sí mismo, etc.

2. Mejora los resultados académicos:

Según un estudio de la Universidad Autónoma de Barcelona, los niños que realizan actividades físicas o deportivas como clases extraescolares sacan mejores notas. La investigación concluyó que el mejor resultado académico se obtiene con la realización de una práctica físico-deportiva moderada de entre 2 y 5 horas a la semana, y que este ejercicio influye de manera positiva en el rendimiento de los niños de primaria en asignaturas como matemáticas y lenguas, algunas de las materias que requieren una mayor atención. Eso sí, advierten que una práctica excesiva puede resultar tan negativa como no realizar ningún tipo de actividad.

3. Ayuda a descansar y favorece el sueño:

Que los niños practiquen deporte en sus clases extraescolares de forma regular y en pequeñas dosis les será de gran ayuda para afrontar sus días y también sus noches, porque el deporte puede ayudarlos a descansar y a tener una mejor calidad del sueño. El ejercicio físico favorece la relajación, ayuda a liberar tensiones y a descargar los nervios y las presiones del día a día de las que ni siquiera los más pequeños están exentos.

enjoy Magazine - FAMILY FIRST
Entre otros beneficios, el deporte mejora la autoestima y la socialización de los niños.

4. Les inculca la cultura del esfuerzo:

En la época de la cultura de la inmediatez, a través del deporte aprenderán el valor de esforzarse para alcanzar lo que quieren. Tanto los deportes individuales como los de equipo les ayudan a fijarse metas y objetivos y a darse cuenta de que para conseguirlos deben pasar por una etapa de aprendizaje. De este modo, entrenarán su fuerza de voluntad y ganarán en disciplina y en capacidad de sacrificio. Asimismo, aumentará también su tolerancia al fracaso y a la frustración, algo que les servirá de gran ayuda en otros muchos aspectos a lo largo de su vida.

5. Mejora la socialización y la capacidad de comunicación:

En un ambiente más distendido que el del cole, los pequeños aprenderán a relacionarse con otros niños, la importancia de trabajar en equipo para lograr las metas, a compartir y valores como el respeto, la empatía, la solidaridad o el compañerismo.

6. Contribuye a adquirir hábitos saludables

Que hagan ejercicio físico desde pequeños contribuirá a que asimilen este hábito como norma y lo sigan practicando durante la adolescencia, la juventud y la madurez. La combinación de ejercicio físico y una dieta equilibrada es la mejor garantía para un buen estado físico y mental, así que cuanto antes empiecen, más beneficios les traerá en el presente y menos dificultades les costará incorporar un estilo de vida saludable en un futuro. Por lo pronto, mejorarán su coordinación motriz, aumentarán en elasticidad, resistencia, velocidad…

7. Aumenta su autoestima:

Hacer ejercicio físico segrega endorfinas. Por eso, después de practicarlo los pequeños se sentirán más felices, contentos y seguros de sí mismos. Además, sentirse reforzados por el sentimiento de pertenencia a un grupo o el hecho de ir superando metas y cumpliendo objetivos que antes no conseguía hará que aumente su autoestima.